Escaleras de madera: un viaje vertical lleno de elegancia natural

Hay muchas formas de plantear el diseño de una escalera. También de construirla. Apostar por la madera de calidad asegura el éxito en los campos del estilo, el bienestar y la sostenibilidad.

La escalera, ese elemento constructivo que facilita un camino vertical, habitualmente de ida y vuelta, puede ser una invitada humilde y funcional o la absoluta protagonista tridimensional, casi una escultura, del entorno que ocupa. En este último caso, -y según la percepción consciente de cada cual- cada tramo es susceptible de representar un cambio de perspectiva, la sensación de habitar un espacio diferente.

Sea cual sea la elección del arquitecto o el diseñador interiorista, apostar por la madera como material de construcción de una escalera afianza la promesa de una agradable experiencia. Porque, como todo el mundo sabe, la madera nos sienta muy bien.

A continuación repasamos algunos ejemplos de las posibilidades creativas y estructurales de la madera laminada en el diseño y construcción de escaleras.

Catedral de Santa María: del roble al cielo

Esta hermosa escalera ha sido recuperada en el proyecto de restauración de la Catedral de Santa María de Vitoria-Gasteiz. Para reconstruir su estructura, fiel a su diseño original pero con las ventajas tecnológicas de la actualidad (curvas perfectas y ligereza), se ha utilizado VIGAM, la única viga laminada de roble del mundo con marcado CE estructural.

VIGAM - Viga Laminada de Roble - Catedral Santa María

Esta escalera permite ascender a la torre de la catedral, donde se encuentra el campanario. Una ascensión que se ha erigido por derecho propio como uno de los hitos de las visitas guiadas del programa “Abierto por obras”, gracias al cual se tiene la oportunidad de conocer tanto la catedral y su historia como los trabajos de restauración que se están llevando a cabo.

VIGAM - Viga Laminada de Roble - Catedral Santa María

Además de la escalera, los pilares cilíndricos de la catedral también han sido construidos con VIGAM, un material perfecto para rehabilitaciones arquitectónicas que aspiran a la máxima calidad.

Heinzelmann: dando ejemplo de amor por las cosas bien hechas

Esta escalera de las oficinas centrales de Heinzelmann es una magnífica tarjeta de presentación de esta empresa alemana dedicada al procesamiento, la carpintería, la construcción y la rehabilitación en madera.

Toda una declaración de principios donde calidad, sencillez y artesanía hablan por sí solas.

VolkerWessels: corazón de madera

La viga laminada de roble acompaña durante cinco pisos a quienes ascienden y descienden las diferentes estancias de la sede central de VolkerWessels, una de las empresas de construcción más importantes de los Países Bajos.

La funcionalidad combina exquisitamente con la elegancia, la naturalidad y la sostenibilidad gracias a la madera laminada estructural, un material que facilita la creación de elementos constructivos de madera a través de la tecnología y las certificaciones.

Proyecto VIGAM escaleras, VolkerWessels

Proyecto VIGAM escaleras, VolkerWessels

Proyecto VIGAM escaleras, VolkerWessels

Casa Buesa: el placer de subir y bajar

En esta hermosa casa de Vitoria-Gasteiz se dan cita diferentes diseños de escaleras. Las necesidades de cada una son diferentes, pero todas ellas transmiten el placer del viaje vertical gracias al uso de tableros alistonados ALIGAM. Las posibilidades de este producto son infinitas gracias a sus variados puntos de partida: tablero empalmado finger joint, tablero de lama entera, tricapa, multicapa, etc.

El interior de esta villa forma parte de un proyecto global de rehabilitación en el que también participamos con nuestro producto PERFIGAM, perfiles laminados con certificado de calidad del instituto tecnológico FCBA.

Proyecto ALIGAM, Casa Buesa

Proyecto ALIGAM, Casa Buesa

Extra: mucho más que una caja de escaleras

Aunque estas escaleras no son de madera, el entorno que las rodea, una pared abierta construida con vigas laminadas de roble, es una decisión estética que aporta experiencias positivas al entorno y al propio viaje vertical. La luz se convierte en un elemento de diseño más, ya que aporta luminosidad natural a la escalera y diferentes juegos de sombras en función del momento del día.

Se trata de la escuela Makarenko de Dresde, uno de los múltiples ejemplos de arquitectura en madera en centros educativos que desde hace años es todo un estándar en países como Alemania.

Proyecto VIGAM, Escuela Makarenko Dresde

Proyecto VIGAM, Escuela Makarenko Dresde

En definitiva, la madera es la respuesta a muchas preguntas importantes que plantea la arquitectura sostenible. Su origen natural y su versatilidad alimentan la creatividad y protegen el medioambiente, ya que permiten proponer soluciones como la madera acetilada ACCOYA®, un producto casi imbatible en exterior, con 50 años de garantía, o el muro cortina de madera, la última tecnología en fachadas sostenibles (si deseas ampliar esta información, puedes descargarte un ebook gratuito sobre el tema pinchando en este enlace.)