Passivhaus y madera certificada: el sentido común los junta, el medioambiente gana

Las ventajas constructivas de la madera refuerzan al estándar Passivhaus en su objetivo de reducir el consumo energético de las viviendas.

La arquitectura y la construcción son dos de los pilares que están transportando el mundo hacia la sostenibilidad y el sentido común. Así lo demuestran los múltiples conceptos que van naciendo como respuesta a una sociedad cada vez más comprometida con el medioambiente: edificios de consumo energético casi nulo (ECCN), bioconstrucción, edificios energía cero, arquitectura sostenible, arquitectura verde, arquitectura bioclimática, arquitectura orgánica…

Uno de esos conceptos es el estándar Passivhaus. Surgido en 1988 en Alemania (Passivhaus significa “Casa pasiva” en alemán), ha ido pasando de la teoría a la práctica a medida que la concienciación de la sociedad y la ciencia y la tecnología iban allanando su camino. En esencia, este modelo constructivo tiene como fin obtener el confort en las viviendas mediante el seguimiento de ciertos principios básicos.

En términos de cifras, el Passivhaus busca reducir el consumo energético de los edificios en torno a un 70% respecto de los construidos con estándares de construcción convencionales.

Casa Pasiva

Qué es Passivhaus en 5 claves

El estándar para la construcción de viviendas Passivhaus tiene cinco fundamentos irrenunciables, que han de trabajar en común:

  1. Alto nivel de aislamiento en paredes y cubiertas
  2. Ausencia de puentes térmicos
  3. Envolvente hermética
  4. Ventanas de alto rendimiento
  5. Sistema de ventilación eficiente

Teniendo esto en cuenta, y aunque en el concepto Passivhaus no se priorice ningún material, es lógico que uno de los materiales de construcción más solicitado en este estándar, y con más proyección de futuro, sea aquel que lleva siglos contribuyendo a la eficiencia energética y a la construcción sostenible incluso cuando esos dos conceptos estaban a años luz de ser concebidos: la madera.

La madera reduce el consumo de energía desde el minuto cero

Si el objetivo del Passivhaus es reducir el elevado consumo energético de las construcciones convencionales, qué mejor contribución que hacerlo desde el origen. La madera es un material en cuya fabricación apenas se generan emisiones de CO2. Nada que ver con el impacto ambiental que generan otros materiales de construcción como el acero, el hormigón, la cal o el mortero.

Además de constituir una solución sostenible desde el principio, la madera se da la mano prácticamente con cada uno de los puntos clave del Passivhaus: es un excelente aislante térmico natural que ayuda a eliminar los puentes térmicos.

Por otra parte, la madera es higroscópica, lo que permite regular la calidad del aire y la temperatura: absorbe la humedad del ambiente en invierno y la reparte en verano. El confort está asegurado de forma natural.

Vivienda unifamiliar, Trentino | Carpintería: Damiani-Holz&KO S.P.A./AG. | Producto: Viga laminada de roble

Aún queda lo mejor: madera certificada para uso estructural

En GRUPO GÁMIZ somos los diseñadores y fabricantes de VIGAM, la única viga laminada de roble del mundo con marcado CE estructural. Esto significa que no estamos hablando solo de decoración e interiorismo, sino de resistencia, funcionalidad y uso estructural.

Y, por supuesto, estamos hablando de belleza, calidad, calidez, sensaciones de comunión con la naturaleza. De diseño, creatividad y sostenibilidad. Gracias a VIGAM, los arquitectos no han de renunciar en sus proyectos a nada: si quieren madera, ahora es posible una solución bella, sostenible y funcional.

A modo de ejemplo, con VIGAM es posible construir un muro cortina de madera, sin la participación de materiales no sostenibles como el acero o fríos como el aluminio.

Viga laminada de roble. Muro cortina, Cambridge UK

Cambridge UK | Arq: Herzog & de Meuron | Producto: Aplicación Muro Cortina – Viga laminada de roble

ACCOYA@: madera sostenible, sin tóxicos, con 50 años de garantía por escrito

El Passivhaus no es ajeno a la madera del futuro. La madera acetilada ACCOYA® es una maravilla sostenible. Modificada a partir de coníferas en un proceso en el que no interviene ninguna sustancia tóxica, el resultado es una madera tan elegante como poderosa, ideal para exterior y perfectamente válida para interior gracias a su calidad y elegancia.

grupo-gamiz-Accoya-Estudio-More-Casa-Luis-Manzaneque

Vivienda en Luis Manzanique | Arq: By More Arquitectos | Producto: Recubrimiento fachada – Perfiles horizontales Accoya® y Vigas laminadas Roble

Apta para todo tipo de acabados, su fortaleza viene inscrita en su sello de garantía de hasta 50 años por escrito.

El Passivhaus es una muestra más de que el camino de la arquitectura sostenible es imparable. Así lo exigen la sociedad y, poco a poco, también las instituciones. La buena noticia es que los arquitectos, tejedores de sueños de confort y habitabilidad, tienen a su disposición productos de madera certificada de calidad, los cuales, además de transmitir belleza, cuidan el planeta.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Cookies